Sitios Web Para Profesionales Inmobiliarios

Haz que tus interesados continúen volviendo a tu página web

Construir una base leal de clientes y hacerlos regresar al sitio web constantemente son preocupaciones habituales entre profesionales inmobiliarios. Considerando que salir a la búsqueda de nuevos negocios consume más tiempo y es más caro, es un miedo válido.

Sin embargo, uno de los errores más comunes que cometen los empresarios es focalizarse tanto y dedicar tanto tiempo intentando atraer nuevos clientes que muchas veces pasan por alto el esfuerzo que conlleva crear clientes leales.

Mientras que tus contactos aún no son clientes, retenerlos a cualquier costo requiere ofrecerles una razón para seguir volviendo a tu sitio web hasta el momento en el que puedas convertirlos. Observemos cuáles son las mejores y más efectivas formas de hacer esto.

Las herramientas correctas

Sin importar en qué etapa del proceso estén los compradores, puedes estar seguro de que lo que más quieren ver son los avisos de propiedades.

  • Tu sitio web también debería recordar quién se ha registrado, para que cuando un interesado regrese a la página no sea tratado como un nuevo usuario. Tener todos los intereses de dicho contacto convenientemente almacenados le dan una razón al usuario para volver.
  • ¿Qué ocurre si el usuario encuentra algunas casas que le interesan? Las distintas capacidades para compartir -fáciles de usar, via email y redes sociales, ofrecen otro beneficio que genera lealtad.
  • Las imágenes en cantidad son importantes, no solamente para romper con la monotonía del texto, sino para mostrar además de contar.

Traélos de vuelta con email

Una de las mejores maneras de atraer interesados y hacer que vuelvan a visitar tu sitio web es publicando nuevo contenido que ha sido previamente testeado en las redes sociales y a través de emails. Mientras que el contenido sea atractivo y lo promuevas de la manera correcta, los usuarios volverán a tu página.

Actualizaciones de mercados y barrios, noticias entretenidas acerca del área en cuestión, e incluso información sobre nuevas propiedades, con el packaging adecuado, pueden llamar fuertemente la atención del interesado.

No sofoques a tus contactos

Mientras que no hay nada malo con abrir un poco el juego y salir a ver cómo va la búsqueda, tener una razón válida para llamar o enviar un email transforma una llamada fría en una cálida. Si segmentas a tus interesados según el lugar donde se encuentran dentro del proceso de compra, dirigirlos hacia contenido relevante del sitio web es una manera cálida de contactarlos.

Por ejemplo, interesados en las primeras etapas del proceso necesitan información paso a paso que aquellos que se encuentran más cerca de la compra. Encuentra expertos que puedan ayudarte a proveer contenido de calidad. Por ejemplo, pídele a tu tasador favorito que escriba un post de blog sobre el proceso de tasación de viviendas, y luego difunde – a través de redes sociales y vía email- que tienes información increíble directo desde la mente de un experto en tu página web.

Si bien quieres que los interesados regresan a tu sitio web, no exageres en tus intentos. No sofoques a la gente con un contacto excesivo. Contáctalos inmediatamente después de que se hayan registrado y luego déjalos en paz por un tiempo – excepto que sea un contacto que quiera proceder en el acto, dede ya. En ese caso, ¡tienes permiso para perseguirlo hasta los últimos confines de la tierra!

Retargeting: el complemento ideal para tus campañas

El retargeting es una técnica de publicidad online cuyo objetivo es convertir a los usuarios que visitan tu web en clientes. Por lo general, sólo el 2% de los usuarios se convierten en la primera visita a una web. El retargeting se ocupa de atraer al 98% restante. El proceso funciona trackeando a las personas que visitan tu sitio web y mostrándoles anuncios publicitarios cuando visitan otras páginas posteriormente, lo cual anima a regresar a tu sitio.

Como ya vimos, el retargeting busca redirigir usuarios hacia un mismo objetivo en diferentes momentos y sitios web. Una campaña de retargeting funciona exclusivamente para los visitantes que ya han visitado tu sitio web y por lo tanto han tenido ya una experiencia previa con tu marca. Por ejemplo, si tienes una campaña de AdWords, o una campaña de anuncios gráficos (publicidad display) a través de otras redes, tu campaña de retargeting puede complementar ambos componentes de marketing, dirigiendo a los visitantes que pueden haber llegado a tu sitio web como resultado de una interacción con una campaña independiente.

Con el uso del retargeting, también puedes seleccionar los visitantes que vieron una sección en particular o una página específica de tu sitio web, alcanzando de este modo posibilidades infinitas de segmentación y personalización. De cualquier manera, tu presupuesto sólo se destinará a personas que han visitado previamente tu sitio web.

El retargeting es más efectivo si segmentas a tus visitantes y personalizas los anuncios de retargeting que se muestran a cada grupo, o si los excluyes (por ejemplo, personas que ya se han convertido en clientes).

La creatividad más eficaz para el retargeting suele incluir una clara llamada a la acción y la promoción de una oferta. El producto a promover determinará cuál es el mejor momento para el retargeting. Por ejemplo, en el caso de personas interesadas en vender o comprar casas,  la ventana de tiempo no debe ser inmediata sino más prolongada, ya que es una decisión que a la persona le llevará tiempo elaborar.

Un proceso de retargeting clásico es el siguiente: primero una persona busca un tema en Google, y ve tu anuncio de Google AdWords. Hace click en el anuncio y llega a tu sitio web. Después de abandonar tu sitio, y visitar otro, verá un anuncio de retargeting de tus productos en ese otro sitio, con lo que se consigue de nuevo su atención y es factible que regrese a tu web para informarse mejor o cerrar su compra.

retargeting

El escenario anterior también funciona si el visitante llega inicialmente a tu sitio web desde un banner independiente, de una referencia o referido, de búsquedas orgánicas o por cualquier otro método. El hecho es que una vez que el usuario navega a través de tu página web, puede recibir anuncios con retargeting cuando visite otros sitios web que formen parte de la red de retargeting.

¿Cómo funciona?

La implementación es simple pero para obtener un buen rendimiento de la inversión recomendamos ponerse en contacto con una agencia independiente o consultores de marketing que puedan aportar buenas referencias.

A efectos operativos y en la práctica, la mayoría de las redes publicitarias proporcionan instrucciones para instalar un píxel de retargeting en tu sitio web. Luego de hacer esto, tus visitantes llegan y reciben una cookie. Cuando visitan otros sitios web de las redes de visualización participantes (sitios web que aceptan anuncios de campañas de terceros) verán tus anuncios en esos sitios web. Por supuesto, cuanto mayor sea tu audiencia, más eficaz será la campaña de retargeting. Si no tienes mucho tráfico en tu sitio web, es posible que no consigas mucho tráfico redirigido. En cualquier caso, siempre es recomendable construir el tráfico primero y agregar retargeting después.

Cuando configuras tu campaña, generalmente puedes seleccionar los sitios web donde quieras mostrar tus anuncios. Una característica interesante es que una vez que una persona de tu audiencia hace click en el anuncio, se activa un “pixel quemado”, o “burn pixel”, que los quita de la audiencia objetivo específica. Así, en algunos casos, una campaña de retargeting te puede permitir mostrar banners diferentes a los visitantes en otros momentos.

¿Cómo medir los resultados?

Las redes publicitarias de retargeting emplean una gran variedad de modelos de precios a la hora de facturar por resultados a los anunciantes.

Los métodos de seguimiento más utilizados son:

  • CPM (coste por mil)
  • CPC (coste por click)
  • CPA (coste por acción)

Coste por Mil (CPM), o Coste por Impresión es una medida común utilizada en el marketing online desde sus inicios para cobrar a los anunciantes basándose en un precio fijo por cada mil impresiones de página. Una impresión se define como cada vez que un anuncio aparece en el navegador web de un individuo.

Coste por Click (CPC o PPC, coste por click), o Click Through Conversion, es un modelo donde se cobra por cada click que lleva a los consumidores a tu sitio web. A diferencia del modelo de CPM, que cobra a los anunciantes una tarifa fija, los anunciantes que trabajan bajo un pago por click sólo pagan cuando un usuario hace click en un anuncio, y no cuando simplemente lo ve.

Coste por Acción (CPA) es un modelo en el que los anunciantes acuerdan una acción y pagan cada vez que un visitante realiza la acción. De esta forma por ejemplo, una venta completa es la acción más común utilizada para este modelo CPA.

¿Cómo utilizar el retargeting de manera más efectiva?

El retargeting generalmente funciona mejor cuando ya tienes algún tipo de campaña de pago por click, como AdWords. La razón de esto es que la forma de convertir a tus visitantes en compradores es haber diseñado y optimizado las páginas de destino que ya se han probado y demostrado que funcionan bien a través de tu campaña de PPC o SEO. Una campaña de enlaces patrocinados o publicidad gráfica verdaderamente eficaz requiere mucho trabajo, investigación, pruebas, ajustes, etc. El retargeting no es diferente. Sin embargo, si utilizas la información obtenida con tus campañas de PPC y los complementas con una campaña de retargeting, tu tasa de conversión global mejorará sin lugar a dudas.

Diseña tus banners con objetivos específicos

Los banners de retargeting ofrecen mejores resultados cuando son diseñados de manera más personal y directa que los banners genéricos. Un anuncio gráfico en general hace un buen trabajo para dar a conocer tu marca y tu oferta, pero uno para retargeting tiene que ir más allá. Si el visitante de tu web se ha interesado por el producto A, lo normal es que la campaña de retargeting para esta persona le muestre banners del producto A, y no productos que no tienen relación.

No al exceso de retargeting

A las personas generalmente no les gusta sentirse acosadas ni invadidas. Ver algunos anuncios tuyos puede funcionar, pero si los expones constantemente a un bombardeo de banners, corres riesgo de molestarlos y/o lograr que se cansen de tu marca. Es mejor asignar tu presupuesto a un determinado período de tiempo con exposiciones moderadas, en lugar de invertir mucho dinero en un corto período de tiempo.

¡Suscríbete para recibir novedades!

¿Estás preparado para poner en acción todo los que aprendiste?

Gestioná tu inmobiliaria con Sumaprop!