Sitios Web Para Profesionales Inmobiliarios

Sitios responsivos

Arriba las pantallas, abajo los dispositivos. El foco ha cambiado y las empresas impulsadas por (e iniciadas a través de) una aplicación móvil, ahora están construyendo aplicaciones web complementarias y gratuitas.

Desde hace varios años, a todos nos han martillado la cabeza con los conceptos de “mobile first” (móvil primero) y “mobile only” (sólo móvil). Pero si verdaderamente lo “mobile” es el futuro, ¿por qué casi todas las compañías que se iniciaron a través de aplicaciones móviles están diseñando aplicaciones web específicamente para pantallas más grandes? Algunas de estas empresas son: Uber, Flipboard, Instagram, Postmates, Waze, Facebook Messenger e incluso Whatsapp.

Entonces, ¿es posible que el concepto “mobile first” esté quedando obsoleto?

Pantallas, no dispositivos

Todavía continúa el vertiginoso cambio (casi cotidiano) con respecto a qué tamaño de pantalla es el más adecuado para diferentes contextos. Aproximadamente un año atrás, se hablaba únicamente de teléfonos y tabletas, y la gente se reía de la categoría “phablet” (phones+tablets). Si avanzamos hasta la fecha, podemos ver que la “phablet” es el formato más popular dentro de los nuevos dispositivos (aunque afortunadamente abandonamos el término), y las ventas de tabletas se están estancando. El tamaño óptimo de pantalla continúa siendo un blanco móvil, y ni hablar de las pequeñísimas pantallas que se usan en la muñeca, que pueden llegar a modificar todo el panorama nuevamente en los próximos 12 a 24 meses.

Entonces, ¿cómo deberíamos estar pensando en esto? Quizás estemos contemplando al concepto “mobile” desde un marco de referencia equivocado. Quizás lo “mobile” no tenga que ver con los dispositivos sino con el tipo de acceso al consumo y la publicación de información. Obsesionarse con los dispositivos, enfrentar al iOS con el Android OS y al smartphone con la tableta, es un camino equivocado. La idea clave es información a través de pantallas, no dispositivos.

Irónicamente, cuando pensamos en desarrollo de producto, el único tamaño de pantalla en el que podemos confiar es el grande. La mayoría de las personas pasan muchas horas del día frente a un monitor gigante. La pantalla dominante para trabajar continúa siendo la grande, y probablemente eso no cambie nunca, ya sea una laptop o un monitor de escritorio.

Entonces, si estás diseñando y creando software para vender a empleados o compañías, y eso incluye todo desde software empresarial y calendario a aplicaciones to-do (pendientes), comienza a pensar en las pantallas grandes al igual que piensas en las pequeñas. No se trata únicamente del “mobile first”.

De hecho, si estás elaborando una aplicación que tiene cualquier tipo de contenido que supere los 140 caracteres o una imagen, probablemente se desarrolle mejor en una pantalla grande. Es doloroso tener que escribir un texto largo en el teléfono o la tablet, por ejemplo; la pantalla grande es necesaria y es mucho más práctica para muchos tipos distintos de input.

¿El “mobile only” es un negocio de nicho?

Es cierto que, para muchos servicios de consumo, el uso de dispositivos móviles es mucho más alto que el de dispositivos de escritorio. Lo que no es cierto es que este sea un patrón universal. La realidad es que, para muchas personas, la pantalla móvil es su pantalla primaria la mayor parte del tiempo, pero esto no significa que sea la única que importe. En nuestro mundo abundan (y van en aumento) los distintos tipos de pantalla, y no necesariamente todas las pantallas nuevas son teléfonos.

Entonces, si lo que importan son las pantallas y no los dispositivos, la idea del negocio “mobile only” puede llegar a ser un pequeño nicho de negocios de consumo.

A medida que la mayoría de estos negocios móviles disruptivos maduran, se dan cuenta que necesitan servir a sus usuarios cuando están delante de las pantallas más grandes así como lo hacen cuando están frente a las pantallas más chicas, y esto está ocurriendo con mayor frecuencia de la que inicialmente habían pensado. Puede que las pantallas móviles continúen siendo las más importantes para los usuarios y el canal dominante, pero no es el único.

¿Es “mobile” secundario para el negocio del software?

Muchos negocios a los que les aconsejaron ir 100% por las pantallas móviles, ahora deberían considerar cuán frecuentemente reciben tráfico durante el horario laboral de la gente. Software al que la gente accede en su trabajo, aunque no debería, a través de la computadora: noticias, deportes, social, mensajes, email personal. Evidentemente, la pantalla grande importa.

Ahora imagínate que pudieras construir un software específicamente diseñado para que las personas lo utilicen en el trabajo. Este puede ser un software que facilite la realización de tareas, como Google Docs, Intercom, Slack, Trello, etc. La probabilidad, en este caso, es que la pantalla grande sea la más importante, por ser la elegida para acceder a este tipo de software, y por ende, la aplicación para pantalla grande será más importante que la aplicación móvil. La móvil jugará un rol distinto a la pantalla grande, en muchos casos un rol de soporte.

Los negocios de servicio únicamente “mobile” probablemente fallen

Los negocios de servicios que se vendan como “mobile only” o “mobile first” (como aquellos de servicios de marketing o de publicidad mobile) están destinados a un probable fracaso, o al menos a un éxito cortoplacista. Para ofrecer un servicio completo, necesitarán hacer un seguimiento del consumidor, estudiarlo bien e investigar en profundidad su comportamiento en todas las pantallas. La meta de “solo publicitar a través de los teléfonos móviles” es poco común, y solamente existe por el estado temporario de productos “mobile only” en el que nos encontramos. Monitorear el flujo del consumidor desde una pantalla a la otra brindará una imagen completa de su actividad digital. Haciendo únicamente un seguimiento de los dispositivos móviles dará una imagen incompleta y eso devendrá en una mala focalización de los mensajes y anuncios.

¡Suscríbete para recibir novedades!

¿Estás preparado para poner en acción todo los que aprendiste?

Gestioná tu inmobiliaria con Sumaprop!